Sirenik


Vigías
mayo 9, 2010, 8:22 pm
Filed under: Colectivos

El actual estado de cosas nos pide algo aparentemente sencillo. Nos pide el esfuerzo infinito para ser alguien. “Llegar  a ser alguien”. Alguien distinto a los demás.

Esfuerzo infinito porque él mismo se ha encargado de eliminar el contenido, los atributos, la esencia, el ser de la existencia. En el ámbito económico el trabajo se ha vuelto, desde la revolución industrial, trabajo en general: obreros capaces de modificar su puesto de trabajo en función de las variables condiciones del mercado. Si bien entonces se materializaba al desposeerlos de los medios de producción y quedando abandonados en el mercado laboral unicamente con su fuerza de trabajo (de trabajo en general), en la actualidad esto se re-produce a través de un mecanismo más sutil llamado: flexibilidad laboral y  formación continua.

En lo político la democracia universal (es decir, proclamada en todo el globo a excepción de cuatro Estados) se ha encargado de hacer lo propio. Si los trabajadores habían perdido aquello que les diferenciaba de los demás, las determinaciones de su trabajo, su cualidad, y así este se había vuelto contabilizable en términos de dinero por unidad de  tiempo, los ciudadanos han visto abstraídas todas sus diferencias políticas en la matemática del voto. Toda diferencia (la clase, el estamento, la formación, pero también las razones para votar, los argumentos políticos, etc.) se ha visto anulada al ser llevada al espacio público de la elección. Allí las diferencias se matematizan mediante en la mesa electoral, y todo el contenido político del ciudadano es su voto, que además es secreto – sin contenido explícito.

Además, en nombre del laicismo, toda práctica no política ni económica – la religión, la familia, la sexualidad… – ha sido desterrada al interior de la conciencia, o, en su defecto, al interior del hogar. Junto a esto, la sociedad de la (des)información y la velocidad contemporánea han logrado hacer de la reflexión, de la digestión de la información un proceso imposible por exceso de flujo.

La violencia que esto supone se duplica al considerar el gesto que se nos impone para llegar a ser alguien. Subirnos al carro de la historia. Progresar. Investigación y desarrollo. Se nos ha vaciado el contenido, se nos ha borrado todo lo que podíamos ser, y se nos violenta a ser alguien, se hace de la in-diferencia un pecado. Se nos insta a ser diferentes a la vez que se nos prohíbe/impide acudir a aquello que alguna vez nos hizo diferentes.

“Todo ello converge en una conminación social cada vez más desorbitada a “ser uno mismo”, es decir, mediante estrictas asignaciones a residir en cada una de las identidades reconocidas por la Publicidad autónoma. Paralelamente, los procesos de subjetivación y de des-subjetivación se vuelven cada vez más violentos, ye l control que ejercen, cada vez más milimétrico. Y como ese control no puede funcionar sino en una estricta economía del tiempo, en una sincronía, el Bloom se ve de ahora en adelante regularmente exhortado a sentirse “orgulloso” de esto o de aquello, orgullosos de ser gay o tecno, moro, negro o chusma. Sea lo que fuere, es preciso que el Bloom sea algo, cualquier cosa antes que nada”

Es intolerable una existencia vacía. Pero no es aceptable una con contenido. Para uno sólo es aceptable el simulacro.  Pero toda pretensión de volver al contenido se ha vuelto simulacro.  Las condiciones para eso ya han sido establecidas. Sólo hay lugar para la lucha silenciosa. Para no decir nada. Para renunciar a ser alguien. A ser individuos, trabajadores, o ciudadanos. Habitar colectivos en los que sí ocurra algo. Dónde algo comience a acontecer.

Anuncios

Dejar un comentario so far
Deja un comentario



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s



A %d blogueros les gusta esto: